Nuria del Saz myBloggie 2.1.5 © 2005   
24 Aug 2007   09:56:11 pm
El estrés de pasear por Matalascañas
Hace años que tengo pendiente una deuda con Matalascañas (Huelva), donde paso los veranos desde mi infancia. Seguro que hay mil playas mejores que esta y no se lo voy a discutir a nadie. Tampoco me voy a dedicar en estas líneas a enumerar sus maravillas, sino todo lo contrario. Mi intención es hablar de la falta de accesibilidad de esta playa, entendiendo la accesibilidad no como un plus que facilita la movilidad y la vida de las personas con alguna discapacidad, sino como la condición mínima para hacer grata la estancia de cualquier persona por estos lugares de la provincia onubense.

En Matalascañas, dar un simple paseo por sus aceras se convierte en una carrera de obstáculos. Primero, porque las aceras son muy estrechas (dos personas máximo caminando en paralelo) y, segundo, la mayoría de ellas están invadidas total o parcialmente por ramas de setos que nadie se ocupa de podar. Para mayor mosqueo del paseante, muchos de estos setos son zarzas o variedades de cactus y, ya se sabe, pinchan y uno se deja las piernas hechas un cristo. En general, plantas que requieren poco cuidado y poco riego. Es importante subrayar que las plantas que invaden las aceras están sembradas en unos parterres propiedad del Ayuntamiento de Almonte, aunque lindan con las vallas de los chalés y, tradicionalmente, cada vecino se ocupaba de su mantenimiento (cosa cada vez menos frecuente), es decir, son espacios públicos, que reciben escasos cuidados (y estoy siendo tremendamente benévola con esta apreciación). Los famosos arriates ocupan, por cierto, gran parte de lo que podría ser una gran acera por la que pasear relajadamente sin tener que bajarse a la vía con el consiguiente peligro de ser atropellado por los vehículos que circulan a más velocidad de lo que deberían. También hay carencia de badenes en muchas calles. Los que colocaron hace unos años, de plástico, han pasado a mejor vida y no han sido reemplazados.

En cierta ocasión, me entrevisté con el concejal de playa del Ayuntamiento almonteño para hacerle partícipe de esta situación. No soy de las que les gusta quejarse en casa y, luego, no hacer nada para remediar el problema. Sería muy prolijo reproducir aquí los argumentos que me dio, pero ninguno convincente. Destaco dos que me sorprendieron porque, en mi opinión, son absurdos. Dada la estrechez de las aceras, pregunté por qué no se retiraban los arriates que, como he dicho ya, ni siquiera cumplen la función ornamental que se les supone, o en algunos casos, sería suficiente con hacerlos más estrechos (algunos de esos parterres son más amplios que la propia acera). La respuesta que obtuve fue la siguiente: los cables del alumbrado público van por esos arriates y si se quitaran estos, los cables quedarían soterrados bajo las losas (como en todas partes ¿no? Me digo yo). Además, no tranquiliza nada saber que los cables eléctricos están ahí, enterrados en arena, entre raíces de cactus, donde alguna que otra vez se ve a los niños jugar, ignorantes del peligro. Por otro lado, el plan urbanístico preveía la ampliación de las aceras adivinen cómo: sí, estrechando la propia vía por donde circulan los coches. Ah, muy razonable. Que me conste, esta última solución se ha adoptado en muy pocas calles y no quisiera extenderme mucho más, pero en dichas calles no se cumple la normativa pues han colocado árboles en el centro de la acera y no pegados al bordillo.

La foto muestra una de las calles de esta playa a la hora del riego público de los mencionados parterres con césped. Los aspersores no están bien regulados y el agua cae más en la acera que sobre la hierba. Los encienden por la mañana y los desconectan tres o cuatro o cinco horas más tarde, con lo que el agua se extiende por aceras y vías formando los charcos que ven en la imagen ¿esto no es derrochar agua en tiempos de escasez?. Si a uno le da por caminar es obvio que llegará bien regadito a dondequiera que vaya. Ahora en verano no tiene mucha importancia, pero es que en invierno sucede lo mismo.

Dos personas deciden dar un paseo juntas por Matalascañas. Cada dos por tres una tendrá que bajarse de la acera para no rozarse con las plantas. Si hay algún coche aparcado, cosa muy habitual, entonces tendrá que rodear el vehículo por el lado de la carretera o pasar en fila india por la propia acera. Si, por ejemplo, uno de los dos peatones es una persona mayor o un niño, al que no se le puede dejar solo, ambos deberán bajarse de la acera y caminar por el asfalto. Todo muy seguro. Hay que olvidarse de pasear con un cochecito de niño, o con un carrito de la compra, etc. Etc. Una llega estresada después de tener que lidiar con tanto obstáculo. Es una pena que los planes de urbanismo no se adecuen a las necesidades reales de la población, es decir, a los que realmente caminan por las aceras y hacen uso de los servicios que ofrecen las playas. Playas que obtienen bandera azul sin que una se explique muy bien cómo ha sido eso.

Aquí dejo mi queja, aunque no por ella dejaré de pasar los veranos en Matalascañas, por muchas buenas razones que no vienen al caso.
Categoría : General | Enviado por : Nuria | Comentarios[117] | Referencias [0]
 
1
Jul 2007 Agosto 2007 Sep 2007
D L M X J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Categorías
General[44]
Maternidad y crianza[9]
Poesía[14]
Tiflotecnología (tecnología para ciegos)[4]
Reciente
Tonto es el que hace tonterías
Mami, me aburro
Sueño retrospectivo: back to school
Translateka.com - Diccionarios en línea para invidentes
Escuelas de verano y nuestra responsabilidad como padres
A CIGAS EN MANHATTAN
El 20 por ciento de los adolescentes justifica la violencia
La noche de Reyes sin complejos
Carne de mi carne
Blind and partially sighted people in media
Archivos
Agosto 2007[4]
Diciembre 2006[4]
Noviembre 2006[6]
Octubre 2006[3]
Setiembre 2006[4]
Julio 2006[4]
Junio 2006[7]
Mayo 2006[7]
Abril 2006[7]
Marzo 2006[4]
Febrero 2006[10]
Enero 2006[11]
Nuria[71]
Buscar
Afiliación
Template theme : aura
Powered by myBloggie Copyright © 2004 2006
-- myWebland --